Cómo proteger una bici de los robos

proteger una bici

Cómo proteger una bici de los robos

Cómo proteger una bici de los robos
5 (100%) 6 votes

Si sueles moverte en bici por la ciudad, es muy probable que hayas sufrido alguna vez el robo de alguna pieza o incluso de la propia bicicleta. Y si nunca te ha ocurrido, es que has tenido mucha suerte. Porque ya sea en grandes ciudades o en pueblos pequeños, las bicis continúan siendo uno de los medios de transporte más robados. A continuación, desde Mi Bicicleta Holandesa vamos a explicar algunos trucos para proteger una bici de los robos. Y es que nuestra amplia experiencia en la reparación de bicicletas nos ha llevado a conocer cómo actúan los ladrones en estos casos.

Protege tu bici de los robos

Da igual dónde dejes tu bici o que sea una bicicleta barata, todas y cada una de las bicis pueden ser objeto de robo en cualquier lugar donde se encuentren aparcadas. A la sencillez de extracción de sus piezas, hay que sumar ligereza de su estructura, dos características que las convierten en el medio de transporte más fácil de robar. Pero no debes preocuparte más de eso, porque nosotros te explicamos cómo proteger una bici de los robos.

En primer lugar queremos recomendarte que registres cada uno de los documentos de la compra de la bicicleta. Es esencial que guardes el recibo de la adquisición, para que si te roban la bicicleta, puedas entregarlo con la demanda. Además, aunque esto será ya mucho más difícil, estos documentos podrían ayudarte a recuperar la bici. Ya que ofrecen información relevante para la investigación policial.

También te recomendamos que hagas alguna marca en tu bicicleta, así sea tu nombre, las iniciales o bien cualquier otro símbolo que la identifique. De esta manera, tanto tú como algún vecino, podréis identificarla si la llevara otra persona.

Pero lo más importante de todo es que elijas un buen candado para la bici. Te invitamos a que adquieras un candado de calidad o que emplees más de uno a la vez para garantizar su seguridad. Si no tienes ninguno, puedes ponerte en contacto con Mi Bicicleta Holandesa y consultar por nuestros accesorios de bicicletas a la venta. Y una vez que lo tengas, deberás poner el candado entre una de las ruedas y de cuadro de la bici. De tal manera que la bici no se pueda extraer de la barra o farola de ningún modo, ni siquiera desmontándola.

Y cerramos este artículo explicándote algunas prácticas que suelen llevar a cabo aquellas personas que circulan en bici habitualmente. Estos son que no aparques la bici siempre en el mismo sitio, que elijas lugares transitados e iluminados para dejarla y que evites dejar tu bici en la calle por la noche.

 

No Comments

Post A Comment