Consejos prácticos para el adecuado mantenimiento de bicicletas

mantenimiento de bicicletas

Consejos prácticos para el adecuado mantenimiento de bicicletas

Consejos prácticos para el adecuado mantenimiento de bicicletas
5 (100%) 2 votes

La bici, como todo vehículo o medo de transporte, está expuesto a sufrir desgaste por el simple uso. De ahí que sea necesario que todo usuario de una bici realice un adecuado mantenimiento de bicicletas. ¿Sabes cómo cuidar una bicicleta para alargar su vida útil? ¿Qué cuidados puede necesitar tu bici para evitar averías? ¿Cuáles son las tareas de mantenimiento de bicicletas necesarias en toda bici? Desde Mi Bicicleta Holandesa, como expertos en la reparación de bicicletas, respondemos a continuación todas estas cuestiones.

Cómo cuidar una bicicleta

El mantenimiento precautorio es la rutina que te asegura que siempre vas a tener tu bici en perfectas condiciones cuando la precises y que no te dejará tirado en el peor sitio y en la peor ocasión. ¿En qué se fundamenta el mantenimiento de una bici? Es sencillísimo y solo debes fijarte en 3 funciones básicas. Comenzarás por las partes mecánicas, que son las más sensibles, y terminarás por la estructura o bien el cuadro. Estos consejos que te damos en las siguientes líneas será válidos para cualquier tipo de bici, incluidas las bicicletas holandesas, nuestra especialidad.

Echar aceite en la cadena de la bici regularmente

La cadena, los piñones y los platos que son piezas que, al estar al aire libre están expuestas al polvo, la suciedad y el óxido, que afectan y disminuyen el adecuado funcionamiento. Y una mala lubricación puede provocar un desgaste prematuro. Es fundamental proceder regularmente a la limpieza y aceitado de la transmisión.

Revisar la presión de las ruedas

Con la presión de los neumáticos. Si bien no lo parezca, es una de las operaciones de mantenimiento de la bici más básicas, pero a la vez eficientes. Una presión inapropiada de los neumáticos afectará de manera negativa a su adherencia, a la capacidad de frenado y al desgaste de la cubierta y de la llanta. El inflado debe ajustarse a las instrucciones del fabricante o de tu tienda de bicicletas de confianza.

Mantener la bici limpia y seca

Es bueno y también higiénico quitar de forma periódica el polvo de la bici y el barro amontonados con un buen chorro de agua. Y después, se deberá proceder a un secado meticuloso. La humedad es un enorme contrincante de los diferentes componentes de la bici y el secado es una operación básica de mantenimiento precautorio.

Si quieres conocer más recomendaciones sobre el mantenimiento de bicis, puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso para hacer tu consulta. De igual manera que te animamos a traer tu bici a nuestro taller de bicis en Móstoles.

No Comments

Post A Comment